viernes, 5 de febrero de 2010

Sabados Literarios de Mercedes. Mi segunda oportunidad... mi ultima oportunidad


Ésta es mi oportunidad… todos miran a otro lado… todos observan el ruido y el caos del mundo mientras yo corro al lugar mas lúgubre y escondido donde poder desguarecerme… huir de la impertinente y acusadora mirada de los carceleros de mis sueños… de los que me espían a todas horas, de los que tratan de robar mis sueños, de los que a gritos me llaman loca y entre susurros atormentan mi alma diciendo que todo está en mi cabeza… ellos que dudan de mi amor, de mi pasión… de tu existencia…
Los sentimientos siempre han sido mis enemigos… ellos que me llevaron a esta jaula dorada, donde entre sonrisas malévolas y palabras bienintencionadas mis centinelas enfermos de resentimientos, enemigos de las ilusiones, con mas realidad en sus vidas de las que pueden soportar…  tratan de doblegar mi voluntad, de moldear mi mente como un artista hace con su arcilla… tomándola entre sus dedos,  introduciéndolos en la masa deforme que es mi cerebro, notándola húmeda y pringosa con mirada maquiavélica…  siento como destruyen mis posibilidades de sueños,  aniquilan y destruyen con sumo placer… todo lo que mi cerebro guarda en su ser…
Me invade la incertidumbre por un momento de debilidad absoluta que hoy marca mi piel por el dolor, al ver romperse en mil pedazos mi alma austera…
 Me como mi orgullo y sonrío mientras siento la humedad en mi interior, siento las lagrimas desbordar cada uno de mis sentidos y arranco mis ojos e hinco las uñas en marfilina piel, arañando y tatuándola con maestría como  castigo auto inflingido por mi aflicción, mientras muerdo esta boca traidora que grita tu nombre sin cesar... sin piedad... sin remedio...
Maldigo mi suerte y mi destino que un día te pusieron frente a mí... en mi sendero oscuro, en mi gótico camino y me hicieron soñarte eternamente, anhelarte como el mayor de los secretos de este corazón asesino.... pues por su culpa moriré de amor... por su culpa arrancaré de mí ésta debilidad que me deshumaniza y solo deja la nada... y ese final… Dios, ese final sería tan sublime…  me entregaría a él con el alma en las manos y el corazón sangrante, atrás olvidado…
Solo anhelo luchar por salir de una existencia vacua que marca el adiós de una vida efímera como sólo un simple mortal puede verlo... con miedo, con pena, con tortura perpetua en sus pensamientos… Y yo, que ya vivo por encima de la muerte, por encima de vida misma, del adiós que a otros abaten, del te quiero robado en momentos intensos al amante, estoy por encima del amor... estoy por encima del dolor de ...la perdida… por encima del odio, de la inminente desesperación que embarga mis sentidos, estoy por encima de cualquier emoción, estoy por encima de todo... fuera del mismo mundo, donde otros luchan por continuar... de donde yo lucho por regresar... tan solo para volver a ti... yo ya no quiero esta vida… si tu no estás en ella…
Gracias.... por mostrarme el infierno con fulgor renovado por tu ausencia... gracias, por el indolente vacío que has dejado en cada uno de mis suspiros, por la respiración entrecortada, por los odiados momentos de desesperación, por la iracunda sensación de que el final se aproxima y solo tu piel parece calmar lo que en verdad llevo escrito en mi alma, el destino que se marca a fuego en mí ser con tu nombre y que me hace ser solo bruma en las noches de luna llena... gracias por mostrarme el mundo tal y como yo ya lo había soñado.... desde siempre... para siempre... pero nunca más a la vez…
Miro el abismo bajo mis pies… todos se han dado cuenta de que he subido al tejado, miro el cielo estrellado, todos me miran como si estuviera loca… pero siento que estoy cerca de la liberación…
…Solo un paso y estaré fuera de este mundo y mas cerca del tuyo… mas cerca de ese estado que todos llaman muerte… al que yo llamo calma… al que yo aclamo con ansias… con liberación en el alma… con lagrimas en los ojos y una sonrisa tranquila en los labios… todos miran mis muñecas y las marcas que tu muerte causaron, cuando oía como, desde ese mundo me llamabas… ahora es mi segunda oportunidad… la de reunirnos juntos de nuevo… y ni el tiempo de ese reloj de arena podrá volver a separarnos… ni si quiera el cielo o el infierno… pues siempre he sabido que junto a ti… viviremos en el limite mismo de este abismo… condenados para siempre en la nada… y sin embargo por siempre juntos…
Solo un paso y habrá una loca menos,  una soñadora menos en el mundo… y un espíritud errantes más en tu mundo… tú pronuncias mi nombre en el viento, me llamas a tu lado y tu susurro acaricia mi piel helada… dejo caer mi pijama de enferma y arranco de mi muñeca la pulsera que me declara completamente perturbada… y con una felicidad plena, aprovecho esta segunda oportunidad que me ha dado la diosa muerte de reunirme contigo… y abrazo el aire… siento el frío cortante al caer y veo tus ojos oscuros ante mi…  siento tu beso final justo antes de romperme como una muñeca de fina porcelana al tocar el duro cemento…
No recuerdo el dolor, ni recuerdo el sufrimiento, no recuerdo mi cuerpo destrozado,  ni recuerdo el ser consciente de haberme roto en mil pedazos… pues mi alma ya estaba contigo desde que di aquel paso y ahí, a tu lado, nada podía tocarme… nada que no fuera tu alma inundando mi alma… entrelazadas en el dulce purgatorio de tus brazos… unidas dos almas gemelas y errantes fuera de toda lógica… en el abismo de nuestro amor eterno…

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. ¿A él le encontraìa ella, tras su muerte finalmente? ¿Será felìz por fin, si es que llegado hasta La Eternidad?
    En ningùn momento, tu perosnaje se pregunta por El Juicio ,que ha merecido su conducta en La Balanza.
    ¿Positivo, negativo, compasivo?
    ¿Què tipo de belleza, por lo demàs, es la de aquél, que la ha llevado hasta un final en que su cuerpo que cae desangelado y su mente, se disocian de un modo tan definitivo, por su voluntaria decisiòn?

    Un relato estupendo.

    Tésalo

    ResponderEliminar
  3. Soy novato en esta excursión.
    Aprovecho una de las paradas para apearme en tu espacio.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. El paso definitivo...una vez yo experimenté algo similar, a la mujer que iba a arrojarse al vacío la tomé de la mano, la salve. Es verdad. Aún me pregunto ¿tenía yo derecho? ¿hice bien? Hoy la veo loca como entonces, ausente, pero viva.
    Decisión sin vuelta de hoja, sin segunda oportunidad. Loca decisión de querer morir, decisión íntima; la más personal. El dolor, a veces no da más salidas que encontrarse, soñar por un instante, en el último suspiro, con él, con lo perdido antes de perderlo todo. No hablo ni de juicios ni de balanzas ¿quien las ha visto para volver y contarlas? ¿quien puede juzgar al otro o a la otra? Tremendas palabras y sufrimientos, Igraine, un bsito.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por vuestras palabras... Tésalo en este relato todo es si y bien... pues para ella su convencimiento era tan fuerte como la realidad....¿ quien dice lo que es locura si solo ella puede verlo y sentirlo? Jose bienvenido a mi espacio... pasate cuando quieras... ésta será tu casa y te invito a visitar a mas compañeros de viaje de los sabados... son extraordinarios... Natali como siempre captas estupendamente el espiritud de mis relatos... esa loca solo queria tener la oportunicdad de seguir a su corazon a pesar de que todos dijeran que eso no era lo correcto... pero¿quien sabes mejor que uno mismo lo que es mejor para uno? En la vida, en la muerte, en el amor... cada cual debe seguir su propio camino y nadie tiene derecho a decidir por nadie... en este relato explico mi postura ante la muerte... en mi vida ésta es mi postura ante la vida y el amor... no dejaré que ningun carcelero ponga limites a mi sueños... besos y gracias

    ResponderEliminar
  6. La vida entera es una oportunidad para construirse a si mismo, a veces incluso, para destruirse también.
    Pero creo, que por mucho que sea la nuestra, la decisión no siempre está en nuestras manos.

    Los demás, a los que amamos, y los que nos aman, también cuentan.

    Difícil, esta última oportunidad.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Mi querida amiga tu relato respira dolor por todos sus poros, es necesario pararse, reconstruirse y tirar pa'delante como decimos por aquí. No creo fácil que nadie pueda acotar el cielo, ni tu mente.
    Gracias por acompañarme en este mi primer viaje de conductora.
    Besitos

    ResponderEliminar